martes, 31 de mayo de 2011

LA INQUIETUD DEL ROSAL

El rosal en su inquieto modo de florecer
va quemando la savia que alimenta su ser.

¡Fijaos en las rosas que caen del rosal:
Tantas son que la planta morirá de este mal!

El rosal no es adulto y su vida impaciente
se consume al dar flores precipitadamente.


  
 
Foto: nocheinfinita

8 comentarios:

ana dijo...

Un rosal precioso para un sabio poema, la canción un pinchazo de amor, que una rosa es una rosa, pero no olvidemos que como el amor, tiene espinas.

besitos.

Anna Jorba Ricart dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
larubia dijo...

Un poema bello como ese rosal tan hermoso que nos muestras, esas rosas con sus espinas, tan dulces pero dolorosas cuando las tocas…

La música perfecta y con mucho encanto.

Un besote.

Asun dijo...

Ese rosal lo da todo de sí en beneficio de la belleza de las rosas. Un regalo digno de apreciar.

Un beso

De cenizas dijo...

¡Hasta los grandes poetas se ponen "ripiosos" alguna vez! :)
Pero es bonito...


besos

emejota dijo...

Esta primavera ha brotado muy fértil. Rosas son flores con espinas, las rosas salvajes suelen contar con más espinas que las demás, en Asturias tengo uno de esos y es tremendo. Beso.

Jose Vte. dijo...

La rosa, además de una de las flores más bellas, tambien es un símbolo para mucha gente y muchas culturas.

Un abrazo

mariajesusparadela dijo...

Hermoso balcón.