jueves, 7 de febrero de 2013

MAYORIA ABSOLUTA

"Mayoría Absoluta"
Cortometraje dirigido por Bogdan Toma 

Género Intriga/Thriller, Comedia 
Duración 3:30 
Actores: Fernando Cayo, Ivan Gozalo, Jorge Muñoz 
Guión Fernando Cayo, Jorge Muñoz 
Localizaciones Pedro Muñoz 
Cámara Canon 60D
  
"Un joven político muy ambicioso, es entrevistado para conseguir un buen puesto en un mundo que es a día de hoy inaccesible para él. Aunque pone todas sus ganas y empeño, una vuelta de tuerca le arruina su plan."




De nosotros depende la regeneración política y social de este país, está en nuestras manos, en nuestras firmas, en nuestros gritos, en nuestras huelgas, en nuestras protestas cotidianas... hay que limpiar las instituciones políticas, judiciales y policiales de corruptos, mangantes y demás tropa que nos arruinan, nos aprietan, nos quitan la casa y el trabajo, nos cierran los hospitales y nos privatizan la educación, se reparten  sobres  en los palcos de fútbol mientras se amañan"corrup-tratos" para montar eurovegas y aeropuertos fantasmas...  Se ríen en nuestra cara, salen de sus casas-palacetes con sus trajes y sus corbatas de rayas y sus pelos engominados, son imputados, son ladrones, sinvergüenzas que se dirigen al juzgado pero parecen reyes, sólo falta que le pongamos una alfombra roja, o mejor azul; se saben impunes, los millones los tienen tan entramados que no habrá manera de echarles mano, en hacienda han sido amnistiados, ¡menuda ley les ha hecho Montoro a toda esta tropa, juas¡¡. Y de cárcel ni hablamos. Y en todo caso, siempre les queda el indulto de Gallardón. Y sé que no solo en el PP hay ladrones, también en el Psoe, recuerdo muchos casos, y en CIu,... por eso debemos regenerar esta pseudodemocracia, porque como en el famoso cantico del 15-m NO LO ES, LO LLAMAN DEMOCRACIA Y NO LO ES.

Pueden querellarse contra todo y contra todos, empezando por el millón de personas (somos personas, no marcianos, esto va para mi amiga maricospe) que hemos firmado la petición que hizo Pablo Gallego #UnmillónPPdimisón, para que dimitiera Mariano y todo su gobierno marrano. Si tuvieran un mínimo de decencia lo que tendrían que hacer es DIMITIR en vez de quejarse tanto, DIMITIR porque no han sido capaces de cumplir ni un solo punto de su programa, DIMITIR porque en un año de gobierno han acabado con los derechos sociales, se les escapó el matrimonio gay por los pelos, maldito TC, DIMITIR porque no han creado empleo, porque su reforma laboral ha facilitado el despido, DIMITIR porque nos mienten constantemente, DIMITIR porque ante un escándalo de corrupción como el que tienen encima, no ha sido capaz este señor de los hilillos de dar una rueda de prensa ni responder preguntas. 

Nuestra fuerza y unión han de servir para algo, no debemos pertimir que Ana Mato, la ministra desparecida después de hacer una ley totalmente injusta en la que recorta el derecho fundamental a una asistencia médica a miles de ciudadanos sin medios económicos o sin tarjetas de residencia, que introduce un repago en medicamentos, prótesis, ambulancias; una ministra que dirige el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (el 3 en 1) y el único mérito es ser una super-pija amiga de Marianico, bueno y tiene mérito no enterarse de que su marido (ahora ex) es un corrupto (lo dice la UDEF) y que las facturas de 4.000 euros para las fiestas de sus hijos, entre otras mamandurrias, provenían de la trama del bigotes y cía., es decir de todos esos ciudadanos a los que ahora les niega la salud y la igualdad. No debemos permitir que siga ni un minuto más de ministra, debemos exigir que ese ministerio lo dirija alguien que sepa algo de salud, o al menos que sepa algo, ¡Basta Ya¡ de gobernantes ineptos en todas las instituciones, porque si nos ponemos a hablar de los ayuntamientos me quedo sin tinta :) Lo dejaremos para otro día.


Cuando estoy muy cabreada, para soltar adrenalina, escucho a estos perroflautas 


Mis colegas quedan tiraos por el camino
 y cuántos más van a quedar
 Cuánto viviremos cuánto tiempo viviremos
 en esta absurda derrota sin final.
 Dos semanas, tres semanas o cuarenta mil mañanas, 
qué pringue, la madre de dios 
Cuánto horror habrá que ver 
cuántos golpes recibir, 
cuánta gente tendrá que morir 
La cabeza bien cuidada o muy bien estropeada 
y nada nada que agradecer 
Dentro de nuestro vacío 
sólo queda en pie el orgullo, 
por eso seguiremos de pie. 
Mogollón de gente vive trístemente 
y van a morir democráticamente 
y yo y yo y yo no quiero callarme 
La moral prohíbe que nadie proteste 
ellos dicen mierda 
y nosotros 
amén amén amén 
 a men-udo llueve 






Un abrazo

 

9 comentarios:

MAMÉ VALDÉS dijo...

Muy bueno el video, y mejor la canción, no perdamos la esperanza...

mariajesusparadela dijo...

Ana Mato y todo el gobierno tendrían que dimitir. Nunca deberían haber llegado.

ana dijo...

Muchas felicidades por este pedazo de entrada-protesta en la que por supuesto estoy contigo.
Nos sobran los motivos para pedir la dimisión de este gobierno que nos ha dejado en pelotas, pedimos también la dimisión de todos los corruptos sin importar el color porque juegan con nuestro dinero y con nuestro bienestar. Repito contigo: panda de sinvergüenzas y mangantes. Añado más: hijos de puta.

Besicos.

Myriam dijo...

Se puede.

Fuerza y ánimo,

Un beso

larubia dijo...

Una vergüenza de país, este es el país de los pillos y caraduras...

Este gobierno ya tenía que estar fuera, dimisión…

Estoy con tu propuesta, tod@s tendríamos que estar manifestándonos en la calle, el pueblo unido, jamás será vencido.

Un besote.

Maripaz dijo...

No se puede decir mas alto ni mas claro!!

ARO dijo...

No perdamos la esperanza ni la decisión de cambiar las cosas.

Encarni dijo...

Ayyyy noche, noche, estoy al 100% con esta entrada, me reconozco en cada palabra, hasta en la canción que has puesto y el corto (genial) si fuera así de fácil acabar con toda esta mierda de gobierno.

Un abrazo revolucionario.

Myriam dijo...

Vuelvo a decirte ¡¡Animo!!. El primer paso para el cambio ya está dado: la salida a la luz de muchos de los casos de corrupción y los culpables expuestos.


Un abrazo, Noche