martes, 26 de octubre de 2010

CANTA Y NO LLORES...

Canta y no llores
porque cantando se alegran
cielito lindo
los corazones...
Era sólo una niña cuando sus padres mandaron a Gertrudis, la pequeña Tru, a vender los productos que recolectaban de la huerta, bien temprano “montaban el tenderete” con los productos frescos en aquel mercadillo que todos los sábados ponían en el pueblo.

A Tru no le gustaba eso de vender frutas y verduras, ella soñaba con ser artista, como cantaba Conchita Velasco, o  “folklórica”, como esas chicas que salían en un programa de la tele. Cuando sus padres no estaban en casa, se ponía los vestidos de su hermana mayor y un mantón que guardaba su madre en un baúl y cerrando el puño a modo de micrófono se ponía a cantar por Marifé, Juana Reina, Lola Flores, la Piquer…, ¡¡le gustaría tanto parecerse a ellas¡¡

Pasaban los años, y Tru seguía vendiendo en el mercado aquellos malditos productos, los aborrecía, nunca los comía, pues para ella eran los que impedían que triunfara, que pudiera dar el salto a la capital y poder demostrar su arte ante algún productor musical.
Pero de repente el destino hizo una extraña pirueta... En el pueblo donde vivía Tru se cometió un nuevo asesinato machista (ya eran 63 mujeres muertas en lo que iba de año en todo el país), la sonrisa de la alcaldesa, con tan sólo 44 años había sido borrada para siempre por su ex marido.

- ¿Hasta cuándo?, se preguntaba la chica. 

Pensaba que a los maltratadores deberían “marcarlos” con algún distintivo y negarles el saludo, tratarlos como lo que son, pura basura.



Todo el pueblo se unió para condenar el crimen y se hizo un festival para recaudar fondos para los hijos de esta mujer, eso hizo que acudieran muchos medios televisivos a cubrir la triste noticia y nuestra Tru se sumó a este homenaje interpretando un tema de Marifé de Triana titulado “Tú no te has ido”, esa canción que tanto la hacía llorar, pues le recordaba a su mejor amiga, que unos años antes también se había llevado la parca.

Cantó la muchacha con tanto sentimiento, que de esa triste función, se le abrieron las puertas de lo que ella siempre quiso hacer, cantar.

Y por ahora, ahí sigue… cantando, y no le va nada mal.  Ahora come mucha fruta y verdura, y sobre todo se acuerda mucho de su amiga, de todas las mujeres que son maltratadas, de sus padres y de esa huerta y ese mercadillo que tanto llegó a odiar.

No es plenamente feliz… ¡quién puede serlo en este mundo tan injusto! , pero se esfuerza, tiene gente a su lado que la quieren y la ayudan a levantarse cuando sus fuerzas flaquean.Y aún con sus penas, una de las canciones que más le gusta interpretar es ésta.

FIN

Este relato caótico, se entendería mejor si se leyeran los 50 relatos anteriores, que nocheinfinita aún no ha escrito :))

“Sin humor, mi mundo no tendría sentido”. (noche)

13 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

No me importa, esperaré a que los escribas...

Anna Jorba Ricart dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Asun dijo...

Vaya, después de leer el título y el inicio de la entrada, no me imaginaba que iba a ir por esos derroteros. Tiene un final que podríamos considerar como feliz, pero con un sabor agridulce.

Besos

Myriam dijo...

Buena forma de concietizar sobre la violencia doméstica. Ojalá Tru no tenga nunca que vivirla.

Isabel dijo...

¿Aún se sigue dedicando a la música?
Bueno, consiguió lo que quiso.
La posesión, el "si no eres mía no serás de nadie" deja secuelas en las vidas.
Podrías empezar a escribir por el número uno. Anímate. Y dile a Tru que me alegra que esté rodeada de tantas personas que la quieren.
Un beso enorme.

larubia dijo...

Es importante tener sueños como Tru cuando era pequeña, cantar y cantar… Su verdadero triunfo es como canta, lo vive, lo siente…

También pienso como ella, se debería marcar a estos maltratadores para que no hicieran daño a ninguna mujer.

Lo importante es que Tru se esfuerza en vivir, se rodea de gente que la quiere y apoya, y ella siempre tiene una sonrisa para su gente.

Noche, espero que pronto escribas algún relato más, no tardes mucho, soy muy curiosa, jejeje.

Un besazo.

MariluzGH dijo...

Ya estoy esperando el 49...

y sobre el tema de éste 50 qué decirte... me supera la violencia de género :((

abrazo s

pd.
sobre mi punto loco, yo tampoco sé bailar y además hoy sería incapaz de hacerlo con ese maravilloso rock

De tu mano dijo...

¿Quién dijo pena?...No se alegra quien no quiere...Quién quiere rompe cadenas!

Si no existiese la noche...¿por qué iba a brillar el sol?

Saludos-

Marlene dijo...

Ay! esa es una estrofa de una canción mexicana :) que lindo.

O sea ¿cómo? te faltan por publicar 49 escritos?? Bueno, vamos bien entonces... ya llevo uno.

Quedo en espera de los demás :P

Un ABRAZOTE!!!
:)
Mar

Encarni dijo...

¿Quién es feliz a tiempo completo? La felicidad se bebe a sorbitos como el vino, y por eso se canta para tener esos pequeños momentos de breve felicidad.

Creo que cuando hayas escrito esos 50 relatos verás que cada vez serás más feliz y nosotros/as te entenderemos, seguro, bueno... esperaré.

Un beso.

Pau dijo...

Tu mundo tuvo de todo..... Sentimientos,humor generosidad,solidaridad y un arte cantando que te mueres.Eres la alegria de la huerta,y a Dios pongo por testigo que quiero seguir viendo como tu felicidad crece dia a dia.
Un beso muy grande ,de una quijota a otra quijota.

Camino... dijo...

Yo se el sitio del que nace la felicidad...si quieres te lo enseño...
Besitos...

De cenizas dijo...

Pues se entiende muy bien; tanto la parte de denuncia como la apología de las verduras (porque era eso, ¿no?) :)



besos