jueves, 27 de octubre de 2011

Pequeños emperadores

Artículo publicado por Espido Freire en el nº 94 de la revista Psychologies.

"Durante algunos años, muchas de las familias que estaban pensando en adoptar un niño, fijaron sus deseos y sus ojos en China."

"Debido a la política de un sólo hijo, y a su endémico machismo, miles de niñitas eran abandonadas en orfanatos. Muchas de ellas son ahora ciudadanas españolas,  y han crecido en hogares que las adoran. Sin embargo, a medida que esas niñas llegan a la adolescendia, se las echa de menos en China. Los informes indican que, debido a la devoción por los hijos varones, 30 millones de ellos no encontrarán pareja dentro de diez años. China ha abortado niñas, las ha matado al nacer o ha alentado a otros países a que las adoptaran, y teme ahora la soledad, la agresividad y los conflictos que pueden asociarse a estos hijos y nietos únicos, consentidos y con nula resistencia ante la frustración. Pequeños emperadores, los llaman. 

A una desgracia se le une otra. De nada tienen la culpa esos niños a los que se les privó de hermanas, primas, compañeras de guardería, de niñas que les enseñaran a desarrollar otras facetas de su carácter. Tampoco las pequeñas, ahora españolas, que fueron primero rechazadas por su sexo, y ahora culpadas por su ausencia.

Y sobre estas previsiones, que anticipan un aumento de la prostitución, posiblemente traidas de países cercanos más pobres y sumisos, un alto índice de adicciones y agresividad, no deja de flotar una forma profundamente misógina de ver el mundo. Se asume que la sexualidad masculina es incontrolable y ha de encontrar una salida. A costa de lo que sea. Poligamia, tráfico de mujeres, prostitución, violación.

Un siglo antes de que lleguen los desastres pronosticados de los jóvenes chinos sin pareja, una nación europea abordó el problema opuesto: tras la Primera Guerra Mundial, cuatro millones de mujeres inglesas quedaron viudas, o sin la menor posibilidad de encontrar pareja. Era un 10% de la población, un porcentaje muy superior al de los posibles chinos solteros. Una generación de solteronas, llamadas "Las mujeres en la estantería", a las que se les alentó a emigrar, a sublimar su sexualidad a través del trabajo o el cuidado a otros y a ser las eternas tías solteras con falda de tweed y gatos junto al bordado. 
A nadie se le ocurrió prostituir a los escasos hombres solteros, ni mucho menos, importar esposos australianos. Educadas únicamente para llevar una casa y una familia, no sólo renunciaron al amor: tuvieron que sobrevivir.

Pero, claro; eran mujeres."

(Espido Freire)

9 comentarios:

larubia dijo...

Un artículo muy interesante, una vergüenza su política y machismo.

Como siempre, es la mujer la que sufre…

Gracias por compartirlo, un besote.

mariajesusparadela dijo...

Megustaría ver a los chinos con sus falditas, en su mesa camilla con muchos Micifuz y Zapirón (se comieron un capón en un asador metido).
Los problemas de China, desgraciadamente no son de China: ellos son un país emergente y nosotros un país en recesión. Vendrán y comprarán...ya están comprando deuda española.
También eso me preocupa porque sé, como Mafalda, que los chinos están despiertos mientras nosotros dormimos...

mercedespinto dijo...

Veremos en qué acaba finalmente este entuerto y cómo lo deshacen, me temo, como dice María Jesús, que lo arreglarán con dinero, no con humanidad.
Buenos días.

Eastriver dijo...

Los hombres sublimamos peor, ya te lo digo... Interesante artículo. Subyace, como siempre, el eterno problema del machismo que lo mancha todo. El machismo es un manchismo, querida Noche. Pero las cosas, aunque lentas, están cambiando. Un abrazo.

emejota dijo...

Siempre sufre más quien dispone de mayor sensibilidad. Es la "regla". Beso.

Pau dijo...

No hables mal de las mujeres: la más humilde, te digo que es digna de admiración, porque, al fin, de ellas nacimos.

Es lo que se me ocurre ante este artículo y el despropósito tan bestial de machismo de los chinos.
Citar a Don Pedro Calderón De La Barca
Besitos noche.
Pau

Asun dijo...

Hace años que esto se veía venir, porque ya se alertó de lo que iba a suceder cuando esos niños crecieran.
Pero si ellos no tienen la culpa de las consecuencias que les ha traído la privación de crecer junto a compañía femenina, mucha menos culpa tienen todas las mujeres que serán explotadas sexualmente para satisfacerles su "incontrolable sexualidad". Si tan incontrolable es, yo les diría que se la machaquen con dos piedras.

Desgraciadamente sigue habiendo muchos países donde las mujeres siguen siendo un cero a la izquierda.

Un beso

yraya dijo...

Machismo puro y duro y que sigue vigente en muchos paises, no sólo en China.
Un besote

MariluzGH dijo...

Una realidad brutal magníficamente expuesta por Freire... consecuencias ¿imprevistas?

un abrazo :)