miércoles, 30 de noviembre de 2011

Maruja Ruiz, 50 años de lucha vecinal. Dignidad y coherencia.

Toni Garrido en su programa "Asuntos propios".

El pasado lunes se entregaban en Barcelona las Medallas de Honor de la Ciudad. Entre las premiadas estaba Maruja Ruiz, en reconocimiento a su medio siglo de compromiso con el movimiento vecinal.
Maruja Ruiz acudió a la entrega, pero no la aceptó "de un Gobierno que nos está recortando por lo que yo he estado luchando". Ella misma nos cuenta los motivos y lo que sintió al hacerlo (30/11/11).


                                                                                                                   
                   
Carta de renuncia de Maruja a la Medalla de Honor de Barcelona, publicada aquí:

Nuestra vecina Maruja Ruiz renunció el pasado 28 de noviembre a la concesión de la Medalla de Honor de Barcelona. Reproducimos la carta que ha redactado explicando sus motivos:

Motivos de un rechazo

Antes que nada y por encima de todo quiero agradecer a la Coordinadora de Asociaciones de Vecinos y Entidades de Nou Barris la atención hacia mi persona al proponerme como acreedora del reconocimiento del que he sido objeto. Así como al Consell del Districte de Nou Barris que tuvo a bien el confirmar dicha propuesta y designarme para recibir la Medalla de Honor de Barcelona, algo de lo que realmente me siento orgullosa por su significado.

Pero al mismo tiempo y siendo fiel a mi condición de mujer trabajadora en su día, pensionista ahora, luchadora social y con convicción de pensamiento comunista, no puedo aceptar y no acepto la citada medalla, dado que por encima de su significado, creo que quien la otorga es partícipe de la clase política que nos gobierna tanto a nivel nacional, como autonómico y municipal.

Gobernantes que, ejerciendo una política neoliberal, están ejecutando recortes incomprensibles en áreas tan importantes y necesarias para el bienestar social como la salud y la enseñanza pública, las pensiones y equipamientos sociales.

Por todo ello y en solidaridad con todas aquellas personas que padecen estos recortes, no puedo ni debo aceptar dicha distinción y sí continuar con mi compromiso de seguir ejerciendo la labor que precisamente se me ha reconocido para otorgármela, y no es otra que luchar, denunciar, trabajar en el barrio y donde fuese necesario para conseguir que esta política de recortes que se está llevando a cabo por todas las instituciones, no siga adelante.

Alguien dijo en cierta ocasión que “el mejor premio y reconocimiento que una persona podía obtener es el de su propia conciencia”.

Yo me quedo con ese premio y reconocimiento, el de mi conciencia.

Barcelona, 28 de noviembre de 2011

Maruja Ruiz Martos


Bravo por Maruja Ruiz Martos, por su honestidad, por su dignidad y por su moral revolucionaria. Ella no rechazó la medalla, sino  al Gobierno que se la entregaba. Si tenéis 10 minutos, merece la pena escucharla.

Un abrazo

noche
               

10 comentarios:

ana dijo...

Una tía cojonuda y consecuente, coherente y con par de narices, así se habla y así se hace.Me quito el sombrero.

Asun dijo...

¡OLE, OLE, Y OLE!

¡Sí señora, con dos narices, y mucha dignidad!

¡CHAPEAU POR ELLA!

Muchas gracias por mostrarnos estas cosas que merecen la pena ser vistas y tan poco se divulgan.

Besitos

larubia dijo...

Viva Maruja!!! Una mujer luchadora, que sabe lo que dice y hace.

Ole y ole, menuda entrevista… una mujer sencilla y muy clara, no se calla. Muy buena su aclaración para no aceptar la medalla…

Gracias por compartirlo noche, yo es que no me entero de nada… ; )

Un besote.

MariluzGH dijo...

Así son las grandes personas. Mi agradecimiento a ella por su coherencia y a ti por dármela a conocer

dos abrazos :)

mariajesusparadela dijo...

Se llama coherencia.

alma dijo...

Lo vi en el telediario y me emocioné.Un abrazo, Noche

El Drac dijo...

No es ninguna pena escuchar a esta mujer, un verdadero ejemplo a seguir por todos, hombres y mujeres, para vivir en solidaridad los unos con los otros.

un fuerte abrazo y ¡bravo! por esta gran mujer

Pau dijo...

Que lástima que no haya en la politica muchas Marujas Ruiz,otro gallo cantaria...
Nochita, gracias por hacernos ver estas "cositas" tan importantes,y conocer a personas como Maruja, que convierte esa sencillez en un gesto digno, honorable y que ya quisieran muchos personajes para ellos.
Besines, nos vemos pronto no?
Pau

Eastriver dijo...

Barcelona ha sido una ciudad con una lucha vecinal impresionante, Barrios como el Carmelo, Horta, Poble NOu, Verneda, etc se han visto dignificados por esa lucha. Ya no te cuento sobre las ciudades vecinas, tipo Badalona, Sant Adria o L'Hospitalet. Cuando uno escucha a Maruja, típica tía que no se vende, piensa que no todo está perdido. Casi perdido pero no perdido del todo. La mayoría se hubieran ido al mercadillo, se hubieran comprado un vestido horrible, remedo del pijerío pero en pobre, y hubieran ensayado su mejor sonrisa para una foto en el periódico del día siguiente. Maruja canta las verdades y eso la honra a ella y a todos,.

Encarni dijo...

A veces se encuentra una aguja en un pajar, y cuando este además pincha donde debe de pinchar, se merece un premio, el de la coherencia y la dignidad. Yo aplaudo su decisión.


Un abrazo guapa.


(Oye que dificil has puesto tus concurso... no?) :-)