viernes, 17 de septiembre de 2010

SUICIDIO


Much@s de nosostr@s nos hemos planteado alguna que otra vez esa pregunta. Cuando estamos un poco "depre", bajitas de moral... Pero la mayoría decidimos que siempre hay algo por lo que merece la pena luchar, por lo que merece la pena vivir, siempre nos queda alguna ilusión, por mucho que creamos que lo hemos perdido todo.

Pero hay una serie de personas que piensan que ya no les queda nada por lo que vivir y quieren suicidarse, y lo hacen.

De pequeña, durante los trece años que viví en La Solana, se producían muchos suicidios al año, sobre todo de hombres que se tiraban al pozo o se ahorcaban de una soga en un árbol en el campo o en una viga de su casa. Siempre eran personas que yo no conocía, o sólo de oídas, pero cuando cumplí los 14 y ya en Madrid, viví muy de cerca el tema del suicidio porque un hermano de mi madre, mi tío Juan, con la misma edad que yo tengo ahora, se quitaba la vida. 
¿Por qué lo hizo? ¿Quizá ya no le quedaban ilusiones? ¿Estaba trastrornado mentalmente? ¿Fue un cobarde? ¿Un valiente?...


Hace unos días leía en la prensa que cada día se registran en España nueve casos de suicidio y cerca de 2.700 en todo el planeta. 

En el mundo se producen cada año un millón de muertes por esta causa. Una persona se quita la vida cada 40 segundos.

Del millón de personas que se quitan la vida cada año, la cuarta parte, unos 250.000 casos, corresponden a adolescentes y jóvenes menores de 25 años, por lo que el suicidio, en esta franja de edad, se sitúa entre las tres principales causas de muerte. 
Según los datos aportados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), España registró en 2008 un total de 3.421 suicidios, que supusieron 400 muertes más que las provocadas por los accidentes de tráfico. La mayor parte de los suicidios contabilizados ese año se dieron entre varones (2.649) y supusieron el 78,31% del total. El porcentaje de mujeres que se quitó la vida ascendió al 22,56%, aunque el experto manifestó que las mujeres «lo intentan más». 
La noticia completa en: diariovascocom

He tardado en escribir este post 1500 segundos, ¿se habrán suicidado 37 personas en ese corto espacio de tiempo?

12 comentarios:

Anna Jorba Ricart dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Isabel dijo...

El se humano tiene un poderoso impulso de vivir como parte de su naturaleza. Sin embargo, sólo el ser humano puede atentar contra su propia vida. Además es el ser que se desarrolla en sociedad. Puedo concluir de lo anterior, que algo debe haber en esta sociedad o que ésta nos hace carecer de algo, que nos lleva a un impulso contra nuestra propia vida.
Creo que es la sociedad la que nos está fallando a tal extremo que va contra nuestro impulso de vivir.
Un saludo.

mariajesusparadela dijo...

Supongo que si nos diésemos unas horas para pensarlo, no lo haríamos.
Pero no lo sé. Yo soy tan positiva, que no comprendo demasiado las depresiones. Y esa es la causa la mayoría de las veces.

quiz dijo...

Hace muchos años me planteaba siempre ese dilema.
Cuando alguien intenta suicidarse,es ¿por cobardia o valentia?.
Como la mayor parte de veces esos intentos acaban en muerte,
es dificil saber la respuesta,pero sin embargo,
alguna que otra vez eso no acaba en muerte.
Ahí es donde tenemos que encontrar las respuestas.
He tenido la oportunidad de saber esa respuesta a traves de una amiga que lo intentó,pero no se si por suerte o desgracia para ella,no acabo en MUERTE.

Ojala nuestra mente nunca nos ponga en esa situación.

''''PORQUE HAY COSAS QUE VALEN LA PENA ''''

Muacksssss........quiz.

Kriss dijo...

Yo pienso que para ellos es la unica solución que ven, y como dice Anna seria la liberación del problema que les lleva a esa situación.
Me alegro que hayais retornado las dos bien, besines.

Pau dijo...

Hola noche, gusto en volverte a ver por esta tu casa.
Un tema polémico el del suicidio.Un estudio de los árboles genealógicos asegura que hay cierta transmisión genética.Lo cierto es que no puedo imaginar la tortura psicologica a la que tienen que llegar los suicidas para tomar esa decisión.Siempre me planteé ,como quiz, si es una postura de cobardia o de valentia.
Besos y feliz aterrizaje a la cruda realidad.

María dijo...

Es dificil ponerse en el lugar de esa persona que quiere quitarse la vida, deben ser momentos e instantes en los cuales se deben cruzar los cables, lo que pasa que hay que saber controlarse, conozco casos de personas que se han intentado suicidar, y otros que se han suicidado.

No creo que quieran llamar la atención, creo que su mente se nubla en ese instante.

Un beso.

MariluzGH dijo...

Sé que "algo" se rompe dentro de la cabeza para llegar a no ver ninguna salida.
He vivido cerca de personas que han acabado suicidándose y la sensación que experimenté fue de frustración, de rabia, de impotencia... y alguna vez, hasta de culpa por no haber detectado que algo no iba bien... No juzgo a nadie, pero permíteme compartir un sentir: algunos me han parecido egoístas por no pensar en el daño irreparable que hacían a su familias y amigos.
Un tema muy espinoso, amiga, y triste también.

Buen fin de semana. Beso

Myriam dijo...

Lo siento mucho pro tu tío JUan y por todas las victimas d etan terrible enfermedad.

Si porque no es sólo que esta hartos de la vida, son debiles, y etc, etc....sino hay un desvalance químico en los neurotrasmisores del cerebro el cual debe ser atendido y medicado por un psiquiatra, primero. Luego la terapia psicológica es Inmprescindible. También es necesario el fortalecimiento de un entramado social de comprensión y sostén.


Un abrazo

Myriam dijo...

dice: sino QUE hay un desbalance químico. Vale

La Mujer D dijo...

Dicen que suicidarse es de cobardes, no? Buf! no estaría tan segura de esa afirmación, para mí, todo lo contrario, hay que tener muchos cojones para hacerlo o (lo que ocurre en la mayoría de casos) desequilibrios emocionales, sí...

Preciosa canción :D , como ella.

Muuuuaka!

Candela dijo...

Por la coincidencia de temas en nuestros posts, estuve mirando también las muertes por suicidio y resulta que el suicidio es la tercera causa de muerte en el primer mundo. (En Francia la tercera causa de muerte es trabajar para la France Telecom... y suicidarse entretanto). Eso me hace pensar mucho en cuánto creemos tener y cuánto nos falta realmente.