miércoles, 6 de abril de 2011

A TI, GAVIOTA REIDORA



"Entre los grandes espectáculos de la era política pedorra y posmoderna que vivimos en Madrid a derecha e izquierda destacan en mi youtube particular varios momentos. Cualquier comentario malicioso y la sonrisilla afilada de Espe, una buena tertulia de caverna mediática en la TDT, las chulerías toreras de Tomás Gómez, algún discurso somnífero y jurásico de los nuevos antilíderes de Izquierda Unida, la gravedad con labia y cara de circunstancias de Gallardón cuando se pone en el papel de modesto y entregado marianista, los coqueteos de Aznar con el aguirrismo para jeringar al líder que él puso a dedo, la jeta de Granados tratando de justificar que no ha jugado a Mortadelo y Filemón...

Pero últimamente no hay nada que iguale a las intervenciones de Ana Botella. Su reciente recuento de la fauna del Manzanares ha sido realmente espectacular. Tiene el don innato de la repelencia ante los micrófonos, es incapaz de crear cualquier sintonía, ninguna complicidad con quien la escucha. Entona las frases de manera automáticamente antipática, forzada, tensa, antinatural. Eso sin contar que generalmente habla y habla pero no sabe lo que dice. De política no tiene idea, pero ya de medio ambiente no es que raye el ridículo, es que se mete de lleno en el esperpento.

Marzo de 2012. El PP gana las elecciones. Gallardón se ha colado en las listas del Congreso y salta a la política nacional. Rajoy le nombra ministro de algo que luzca: Fomento, que da lustre, incluso le hace vicepresidente o portavoz del Gobierno. Es muy posible, muy real. Y Ana que en su vida se vio en otra sustituye al pavo en la alcaldía. Esa es la gracia y la consecuencia siniestra que tuvo la jugadilla de este chico tan listo. Nos tragamos la broma de mal gusto los pobres vecinos de Madrid.

Habrá que pensar las consecuencias de un voto a Gallardón esta vez. Alcalde por unos meses, marrón general para cerca de cuatro años. Si esta mujer ha comprobado impasible como aumentaba la contaminación en la ciudad hasta límites irrespirables sin tomar ninguna medida, si aquí nuestra amiga da lecciones magistrales sobre la gaviota reidora y presume de especies sanas en un río que es un desagüe y si vamos a tener que soportar su impaciencia, su desprecio, su ignorancia, su soberbia, su descaro, que Dios, en su infinita misericordia, no asista.

La antipatía ha debido ser la más destacada cualidad de líder aprendida en su casa, prestando atención a la cara de palo de su marido. Da miedo. Pero sobre todo rabia porque está más que claro que una mujer de tan nulas cualidades para la vida pública jamás ganaría unas elecciones y por tanto ocupará un cargo usurpado a la voluntad de los votantes. Bonita manera de entender la democracia. Aunque estos días de cuaresma tan tendentes al remordimiento solo espero que al alcalde le entre mala conciencia después de tener que soportar los últimos éxitos en la red de su delfina. Pero no me hago ilusiones. Menuda condena."

Artículo publicado por el periodista Jesús Ruiz Mantilla el pasado domingo en el diario El País.

Os dejo también el artículo "El enigma Zapatero", por Juan José Millás. Me parece muy bueno.

Las fotos son de internet, la de la izquierda Doña Ana Botella y la otra es una Gaviota reidora (gaviota bonita) y lo etiqueto en humor porque el video es de chiste. ¡Qué mujer¡, aunque si sucede lo que escribe Jesús Ruiz... ¡qué condena para los madrileños¡

11 comentarios:

Anna Jorba Ricart dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ana dijo...

Digo lo mismo que mi tocaya Anna, esta mujer es antipatica e ignorante, sólo quiere figurar, dar la nota y salir en la foto.

MUY BUENA ENTRADA.

BESAZOS.

MariluzGH dijo...

Es una prepotente impresentable... claro que tantos años practicando con un "ansar" cómo va a reconocer a una gaviota que no sea la de su partido

abrazos, noche :)

mariajesusparadela dijo...

Cuando el marido de Dilaida me enseñe (que tengo esa lección pendiente) voy a hacer un injerto en Paradela: un arbolito que dé manzanas y peras. Luego, pacientemente, le iré cortando las raíces hasta convertirlo en un bonsay, para que se adapte al tamaño del cerebrito de esa señora y se lo mandaré por correo.
También tengo pensado hacer otro injerto para su marido, de uun árbol que dé botellas que pongan "nadie me dice cuánto tengo que beber, que yo no quiero que conduzcas por mi". Aunque todavía no comprendo como, durmiendo con esa botella al lado sigue queriendo emborracharse.
Teneis una buena cruz los de la capital, los de provincias al menos, aun podemos respirar (no se por cuanto tiempo, que aquí manda el PP)

Miguel dijo...

Hay que joderse, con la Botella; no se cansa nunca de decir jilipolleces, y no me extraña, durmiendo con semejante especimen...Besos noche

Myriam dijo...

NO conozco los vericuetos d ela política local, peor me queda claro que Ana Botella no te agrada en absoluto y que en efecto, el video raya en el esperpento.

Da para pensar a los ciudadanos que votarán en las próximas elecciones.

Besos

nocheinfinita dijo...

Gracias por vuestros comentarios. No es la Botella santo de mi devoción, no.

Miguel, cuánto tiempo sin verte por estos lares. Besitos.

mariajesús, eres una auténtica "maga" de las palabras, que cosas se te ocurren, jajjaj.

Abrazos

noche

larubia dijo...

Jajaja, no puedo con Ana Botella… como habla, sus datos… y cuando dice “hay una cosa que se llama microbiología, no todo es tan fácil…” Sabe todo y nada, primero que se prepare los discursillos y se los haga a su maridito…

Alucino con la noticia, vamos que me parece a mí, que estamos vendidos… aunque siempre queda esperanza.

Un besote.

Pau dijo...

Como no va a tener cara de palo el "Asnar" bebiendo de esa botella desde el día que se conocieron, una botella "vacía".Querrá llenarla de microorgasmos, uyssssss perdón microorganismos.
Besossss.
Pau

nocheinfinita dijo...

*rubia, ¿siempre queda esperanza? No lo dirás por la Aguirre. Joé, qué tropa¡
Un besote

*Pau, ¿tu crees que "botellita" sabe lo que es un orgasmo?

Bsss.

larubia dijo...

No, por favor, Aguirre no…

Me refería a la esperanza de que la gente no sea crédula a la hora de votar.

Un beso.